.BicheríaS.

[Acá hay bichos y bichas. Y malevaje. A veces pocas palabras. Pero lo que sobra es actitud]

G.R.A 4 de octubre de 2013

Filed under: Sin categoría — Bicherias. @ 23:35

Integro el G.R.A. Sí. No es ningún orgullo, la verdad. Pero una tiene que recuperarse. Progresar. Avanzar. Cambiar algunas costumbres. El G.R.A. te da algunas herramientas interesantes para usar:

– Es un pelotudo.

– No te valora.

– Coja mal o coja bien, no se merece nuestro amor.

– No podés cambiar a nadie.

– Y si es pelotudo, tampoco se merece que hagas el intento.

Una procesa esas verdades universales, pero a veces, igualmente, cae en la tentación. Y reincide. Y reincide. Y reinciiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiide. El Grupo de Reincidentes Anónimos no te aconseja cómo dejar de tenerle ganas a un ex. A veces, lo ves después de un tiempo, y es inevitable pensar: ¿garchará igual, mejor, peor? ¿habrá inventado cositas nuevas?

Y yo soy curiosa por naturaleza. Nací así. Cuando era chica bajaba cuanto pantalón se me cruzaba por el camino, de pura curiosidad. Ahora aprendí a hacerlo en la intimidad. Vamos de a poco. Pasito a paso.

Así que, permiso eh, me voy a darle un saludito y alto garche a mi ex.

 

 

Cotidianas I. 26 de septiembre de 2012

Filed under: Acciones - Reacciones,Historias. — Bicherias. @ 0:09
Tags: , ,

De las malas:

– Tengo que estudiar y no lo hago. Me cuesta tanto, que da paja. Entonces termino haciéndome una, o durmiendo la siesta. Soy una poronga.

– Hoy me sacaron sangre. Nada. Odio las agujas y la sangre real. La de mentira me encanta. Lo mejor de este mundo son las películas con mucha sangre, violencia y destripados.

– Un compañero de trabajo hoy se quejó toda la puta mañana de todo: el dólar (como si él se comprara); el “precio de la vida”; los jefes; la cantidad de ñoquis que hay en el trabajo (que coincido, aunque no le gustaría saber que él es uno); y demás pelotudeces que, si no fuera porque implemento un par de ejercicios mentales tipo “zen”, me sacarían de quicio por decir… poco. El hijo de puta cambió el auto y se hizo un segundo piso en la casa este año. Todo “esfuerzo personal”. Claro. Y yo soy mandinga. Pelotudo.

De las buenas:

– Lo vi al pibe que me garcho. Lo lindo no es sólo eso. Lo lindo es que él estaba lindo, y me renovó las ganas de garcharlo. Y además fue un encuentro casual. De esas cosas que si las planeás, no pasan ni en pedo. Yo esperando el cole, él saliendo de por ahí cerca. Una causalidad copada.

– Ordené mis papeles. Tiré una bolsa negra llena de apuntes y tres cajas grandes. Basura, basura. Tirar, tirar. Mi casa está cada vez más linda.

– Revolviendo los papeles y tirando, encontré un porro! Qué felíz que me hizo eso. Mañana vinito y porrito. Qué lindo, qué lindo.
En fin. Boludeces. Que les sea leve el mundo. Este cuerpito se va a dormir.

Hasta la próxima bichería.

 

Ellos. 11 de septiembre de 2012

Filed under: Acciones - Reacciones,Palabraciones — Bicherias. @ 0:12
Tags: ,

Ellos lo portan. Lo llevan de aquí para allá. Juegan. Se diviertan.
Sin ningún tipo de preocupación o culpa.
Se regodean. Se sacuden las tensiones.

No se lavan las manos. Te tocan, y no se lavan las manos. Tocan tranquilos, total… no es su problema.

Nosotras, ah no! Nosotras lavaditas, depiladitas, planchaditas. No vaya a ser que nos quedemos sin chongo.
Ellos cogen tranquilos.

Las que nos enfermamos somos nosotras.

Naturaleza sabia, los ovarios!

 

Colas. 10 de septiembre de 2012

Filed under: Acciones - Reacciones — Bicherias. @ 11:03
Tags: , ,

Esta mañana me tocó hacer dos colas. Para sacar plata del cajero. Y para pagar, luego, el alquiler. No me molesta hacer cola. Pero sí me molesta la gente.

– No anda el cajero nena, querida?-

– El nena y el querida metetelos en el orto, vieja chota. Y sí, anda un solo cajero, sino no habría colas ni viejas pesadas preguntando, y seríamos felices.

Tendría que existir un servicio especial de cajeros para jubilados, y otros para el resto de los mortales.

Algún día, lejano en el tiempo espero, voy a ser vieja. Y me voy a vengar. De las colas en los cajeros, en el súper. Del pedido de asiento en el colectivo. De los comentarios peyorativos. De caminar ocupando toda la vereda. Ya van a ver, me voy a vengar.

 

¡quién! 14 de septiembre de 2011

Filed under: Palabraciones — Bicherias. @ 3:00
Tags:

¿qué?

¿qué cosa?
¿vas a pensar que el mundo es un lugar mejor?
¿te vas a sentir bien con vos mismo porque tu “buena acción del día” fue ayudar a un ciego a cruzar la calle?
¿vas a creer que sos sensible porque una película te hizo llorar?
¿pensás que sos buena hija o buen hijo porque de vez en cuando lavás los platos, hacés algún mandado o pagás las cuentas?
¿quién sos?
¿ya lo sabés?
¿no te moriste de miedo alguna vez, buscando?

¿qué cosa?

¿vas a creer estar enamorado o enamorada porque extrañás a la persona con la que te acostás cada tanto?

¿te vas a sorprender cuando te deje? ¿vas a llorar? ¿te va a doler?

¿y esto no te duele?

¿y los otros, te duelen?

¿quién sos?
¿ya lo sabés?
¿adivinaste?

¿no te moriste de miedo alguna vez, buscando?

 

Sueños I 31 de agosto de 2011

Filed under: Sin categoría — Bicherias. @ 13:04

Anoche soñé que subía una escalera. Y después otra. Y otra más. Y otra. No paraba nunca de subir. Y no me podía mirar las manos.
Siempre trato de mirarme las manos en los sueños. Si no llego a verlas, es porque efectivamente estoy soñando.
Después el sueño cambió. Me miraba subir escaleras desde afuera de mí. Yo subía. Y yo me miraba subir. Y las escaleras eran el dibujo famoso de Escher. Y yo era una hormiga, después.

Negrura.

De repente yo era yo de nuevo. Con mi cuerpo y mi cara. Estaba en una casa que se caía a pedazos. Entendí que era un prostíbulo. Y yo era una puta. Ahí estaba un amigo supuestamente heterosexual, de fiesta con hombres. Y estaba la nena desaparecida, Candela.

Negrura.

Me obligué a despertar. Me miré las manos y me desperté. Me olvidé un rato de la cara, las caras. Y tuve la certeza de que a la niña no la encontrarán jamás. Como ha pasado tantas y tantas veces antes.
Me da mucho miedo que así sea. Que no la hallen. Pero supe que así será.

Que hay tentáculos de maldad en este mundo que van más allá de muchas buenas intenciones.

Que somos muy pocos. Aunque seamos muchos.

 

Andanzas laborales I 23 de agosto de 2011

Filed under: Sin categoría — Bicherias. @ 13:26
Tags: ,

Los días al pedo en el trabajo me hacen sentir para el culo. Tengo 6 horas (menos en realidad) para estar rascándome el higo. Cosa non grata, cuando en casa o en algún otro lado podría estar haciendo cosas productivas.

Y tampoco es que me voy a poner a ordenar la oficina. O pedir revistita de Avon a mis vecinas, porque es obvio que no les voy a comprar. Y que de limpiar sé poco y nada.

Me dedico a escribir esta flor de boludez acá, para pasar el tiempo vió?

Igual, no sé a quien le estoy mintiendo, es obvio que con este tiempo al pedo, en mi casa también me rascaría el higo.

He dicho.